martes, 3 de marzo de 2015

ESPIROMETRÍA




La espirometría es una prueba que permite conocer el estado de los pulmones de una persona midiendo el aire que es capaz de inspirar y espirar.

Hay dos tipos de espirometrías básicas:


  • Espirometría simple: Consiste en hacer que la persona respire lentamente primero con normalidad. Luego tendrá que soltar todo el aire que pueda. Así se mide el volumen de aire que entra y sale de los pulmones y el máximo que podría entrar y salir. 



  • Espirometría forzada: Consiste en que la persona aspire todo el aire que pueda y después lo expire bruscamente hasta que no pueda expulsar más. Es la más útil para el estudio de broncopatias. Así se mide el flujo, es decir, la cantidad de aire por segundo que puede expulsar una persona.



Una espirometría no nos dirá directamente cual es el problema pulmonar al que nos enfrentamos, pero sí nos indica si la función pulmonar está alterada con un patrón obstructivo (el aire no puede salir fácilmente) o restrictivo (el aire no puede entrar). Esto ayuda mucho a decidir un tratamiento útil y permite enfocar el diagnostico con la clínica.

Otros tipos de espirometrías son aquellas que se realizan depuse de un test de broncodilatación o de provocación. Los test de broncodilatación se realizan a las personas con patrón obstructivo en las que se quiere comprobar si se puede revertir con la toma de aerosoles. Los test de provocación se realizan cuando la espirometría formada es normal pero se sospecha que tiene episodios aislados de obstrucción.

Se recomienda realizar una espirometría a todas la personas en las que se sospeche una enfermedad pulmonar, tanto para diagnosticarla como para controlar su evolución.

 Las enfermedades que más se benefician de una espirometría son :


  • EPOC: enfermedad pulmonar obstructiva crónica, aparece en fumadores. 
  • ASMA: El asma es otra enfermedad obstructiva del sistema respiratorio.
  • ALERGIAS: Hay sustancias alérgicas que tienen un efecto directo en los bronquios pulmonares, haciendo que se obstruyan temporalmente. 
  • FIBROSIS PULMONAR: se trata de una enfermedad con un fuerte componente genético, aparece en la edad media de la vida cuando de repente el pulmón comienza a fibrilarse, la espirometría detecta un patrón restrictivo.
  • SARCOIDOSIS: es una enfermedad autoinmune que afecta tanto los pulmones como otros órganos del cuerpo. La espirometría sirve para definir la gravedad.
  • BRONQUIECTASIAS: Son lesiones puntuales en pulmón que producen dilatación en los bronquios.