jueves, 26 de febrero de 2015

TEST DE INTOLERANCIA ALIMENTARIA



La ingesta de un determinado alimento puede provocar en el organismo reacciones no deseadas.
Cuando el cuerpo no es capaz de digerir correctamente un alimento se produce una intolerancia alimentaria.

Cuando ingerimos uno de estos alimentos, nuestras células sanguíneas liberan sustancias nocivas que provocan una respuesta agresiva en nuestro organismo. En muchas ocasiones estas sustancias resultan indetectables si no se someten a un análisis especifico. A veces pensamos que nos ha sentado mal la comida y no le damos mayor importancia. Pero a menudo ese malestar es debido a una intolerancia a un alimento. 

En la compra que realizamos en el supermercado, la mayoría de los alimentos llevan incorporados aditivos que, si bien la dosis diaria no es perjudicial, al cabo de los años se convierte en un grave problema para nuestra salud. Gran parte de estos aditivos los encontramos en refrescos light o "cero azucares" (aspartamo E-951), Carnes (butilhidroxia E-320), jamón de york, los snacks en general y más (glutamato monosodico E-621).



Diferencias entre alergia e intolerancia,

Una alergia es cuando no puedes comer un alimento porque se produce una reacción grave en el momento.

Una intolerancia es mucho más leve. Pero el malestar nos impide realizar nuestras tareas cotidianas.

Para evitar reacciones (dolores de cabeza, diarrea, vomito) deberías conocer que alimentos son aptos para tu organismo.

En Clínica UME realizamos tests de intolerancia alimentaria donde podremos descubrir que alimentos no tomar y la cantidad de aditivos que acumulamos.

Para más información podeis visitar nuestra web o llamar al 965218484.